Edición # 77

Edición # 77

Edición # 76

Edición # 76

Homenaje a Clara Roselli

Homenaje a Clara Roselli

El Sol de San Telmo

Reunión de redacción abierta de El Sol de San Telmo (08-04-2016)

Reunión de redacción abierta de El Sol de San Telmo (08-04-2016)

El Zanjón de Granados

Foto: gentileza del Zanjón de Granados

Foto: gentileza del Zanjón de Granados

Detrás de la puerta de hierro de El zanjón de Granados, en Defensa 755, se esconde el apasionante relato de más de tres siglos de historia de Buenos Aires, rescatado en 1985 por un visionario vecino de San Telmo. Jorge Eckseen, que había nacido y vivido en el barrio, adquirió la propiedad apostando a que el casco histórico algún día fuese valorado por  su riqueza patrimonial. Si bien los pronósticos de “Don Jorge” tardaron en llegar, el tiempo corrió a su favor, permitiéndole restaurar un trozo de historia y arqueología que hoy conserva nuestra ciudad.

La decisión de llevar adelante un cuidadoso trabajo de restauración nos trae un edificio que raras veces se encuentran en una ciudad que no siempre ha dado la importancia necesaria a la conservación de su patrimonio. Visitar el Zanjón nos permite cuestionar los alcances, tanto a nivel privado como público, en cuanto a las acciones que se pueden encarar a favor de la conservación. También nos sirve como ejemplo de que es posible hacerlo aunando el emprendimiento arqueológico con el comercial. Actualmente el edificio de la esquina de las calles Defensa y Chile, del mismo dueño, y sus túneles sirven como salas de exposición y de eventos.

Historia del terreno

Al comenzar la limpieza del terreno y de la antigua casa de patios que existía en él, que habían sido usados por varios años como basural, para lo que sería un local de gastronomía y arte, Don Jorge se encontró con túneles, cimientos, pisos y tanques cisterna de antiguos aljibes y otros artículos que pertenecían a una antigua Buenos Aires. Fue así como decidió contactar a expertos en  arqueología y comenzar el análisis de estos restos que las costumbres porteñas habían dejado en el lugar desde incluso la época colonial. Muchos adminículos encontrados en El Zanjón hoy expuestos en sus salas datan del 1700, como ladrillos antiguos, utensilios, pipas, recipientes, pedazos de azulejos, cepillos, frascos, etc.

Foto: gentileza del Zanjón de Granados

Foto: gentileza del Zanjón de Granados

Hay también huellas de su pasado como conventillo, cuando sufrió cambios estructurales y en la disposición de los cuartos para adaptarse a los nuevos requerimientos habitacionales. En aquel entonces, sus ocupantes, que llegaron a ascender a varias familias, usaron los túneles para guardar artículos de poco uso.

Con este primer descubrimiento, la curiosidad de Don Jorge llevó a que su proyecto se enfatizara sobre aspectos mayormente de restauración. Se buscó en lo posible mantener lo existente y allí donde fuese necesario una modificación, respetar lo original. En sí, se buscó una conciliación entre el pasado y el presente y para ello se adoptó un criterio de acción que fuese acorde con la lectura que intentaban dar de los trabajos de restauración.

Las tres etapas principales de ocupación de El Zanjón, primero como vivienda particular de una acaudalada familia que comercializaba cueros, luego como conventillo y finalmente como salas de exposición y museo de sus muros, están distinguidas con tratamientos diferentes y sutiles: se intentó restaurar todo lo perteneciente a las primeras construcciones en el terreno, reconstruyendo hasta el mortero de los ladrillos originales y dejando parte del piso original encontrado. Se han dejado también las rejas con una capa de óxido como fueron encontradas. Lo que corresponde a la segunda etapa, a la época de conventillo, se ha pintado de negro, como por ejemplo una gran viga de perfil de hierro normalizado que fue puesta como dintel de refuerzo  para uno de los arcos que une las salas. Finalmente, los últimos retoques ya de nuestra época han tratado de disimularse cautamente. Es el caso de los aires acondicionados ocultos en los techos o el uso de materiales -el hierro por ejemplo- que respetan lo antiguo permitiendo introducir las nuevas tecnologías. En principio todo lo que ha podido dejarse sin tocar se ha dejado de esta manera. Tal es el caso de las rejas, algunas de las barandas, pedazos de piso antiguo, etc.

Foto: gentileza del Zanjón de Granados

Foto: gentileza del Zanjón de Granados

Si bien algunas voces expertas le critican a El Zanjón la falta de un revoque que cubriese sus muros ladrilleros, como era la vieja usanza de las familias acaudaladas de Buenos Aires, de todas maneras en su interior nos sentimos transportados a otros tiempos y logramos imaginarnos la vida de sus habitantes.

Los túneles

Pero lo más interesante de El Zanjón es acaso la parte que queda oculta bajo tierra: sus túneles. La historia de su existencia es apasionante: su origen se ubica en los “terceros” o zanjones que atravesaban la pequeña aldea colonial. Para evitar las repetidas inundaciones y más tarde por disposiciones municipales estos zanjones se fueron cubriendo, quedando como resultado los túneles que hoy conocemos. Se cree que a través de ellos se podía llegar hasta la 9 de Julio. Los que hoy alberga El Zanjón siguen estando comunicados con los terrenos linderos. De hecho se puede acceder desde el edificio de la calle Defensa hasta el de la calle Chile bajo tierra. Para lograrlo se utilizó un recurso llamado servidumbre de paso, que no es más que una figura legal que permite pasar por los subsuelos del edificio del vecino. Este fue el primer caso en Buenos Aires.

—Clara Rosselli

Para más información:

Los horarios de las visitas guiadas son los siguientes:

Lunes a viernes de 11 a 15 horas. Visitas a cada hora.

Domingos de 13 a 18 horas. Visitas cada 20 minutos.

http://www.elzanjon.com.ar/

10 comentarios a El Zanjón de Granados

  • sabrina

    Estuve ahí, es maravilloso como con las explicaciones de la guía nos transportamos al pasado, muy bueno recomendable para ver !OS secretos de Bs.as.

  • pepdro luis barbato

    excelente el paseo y las explicaciones del SR DIRECTOR JORGE GRACIAS

  • crudo Carmen

    La verdad no pude visitarlos porque me parece excesiva el valor de la entrada se que es un lugar turístico pero para los reincidentes tendrían que tener un valor accesible

  • Matías

    Visita obligada para los curiosos, no solo residentes, sino también extranjeros. Tuve la posibilidad de recorrerlo, y no tiene desperdicio. Un lugar de esos que guardan mucha historia, y da un pantallazo a lo que era la Ciudad de Buenos Aires años atrás.

  • Estela Marroncle

    No sabíamos de la existencia de este lugar lleno de historia. excelente visita guiada
    !!! Aplausos de pie para Don Jorge que pudo y supo valorar tanta historia nuestra!!! Muchas gracias!!!

  • Cefe Gonzalez

    Felicitaciones a los responsables de mantener ese expetacular lugar. los guias de 10

  • EMILIO

    HERMOSO LUGAR DE NUESTRO PASADO..ENORME TAREA DE RECONSTRUCCION..TRATO SUPER AMABLE..EXCELENTE SU GUIA…
    ES MUY GRATIFICANTE ENCONTRAR PERSONAS QUE SE DEDIQUEN CON TANTO AMOR A PRESERVAR Y DIFUNDIR LA HISTORIA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRE.

  • Que Limdo Lugar los quiero chaau

  • july,sol,brisa,eli y nati..

    ME PARECEN BUENAS TODAS LAS FOTTOS PERO DEBERIA TRAER MAS INFORMACION¡¡¡¡

  • MALU BRITO

    Estuve ahí a finales de marzo y me encantó!

    Visita guiada impecable tanto hisórica como humanamente.

    Enhorabuena, Don Jorge, la parte arquitectural y la de arqueología fueron tratadas de un modo serio y exquisito.

    Buenos Aires merece estos habitantes, ya que los responsables la tratan tan mal.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


El Sol de San Telmo invitado por el Museo Histórico Nacional, en La Noche de los Museos ( 31-10-2015 ).

El Sol de San Telmo invitado por el Museo Histórico Nacional, en La Noche de los Museos ( 31-10-2015 ).

Video: Huerta de la Escuela Valentín Gómez

Video: Huerta de la Escuela Valentín Gómez